ECUADOR - Cotopaxi

By Adrian Espinoza

Subir el Cotopaxi era uno de mis sueños. Había viajado al Ecuador para visitar varios lugares pero el que mas me llenaba de emoción era el gran Volcán. El cual lo había visto varias veces sobre un avión con su cumbre llena de nieve y su gran majestuosidad, pero con la sensación como si lo hubiera visto solo en television; necesitaba tocarlo, respirarlo, sentarme sobre él para sentirme pequeño y grande a la vez.

El camino empieza desde Quito, donde puedes tomar un bus que vaya para Latacunga y te deje en la intersección hacia Cotopaxi. Es muy fácil llegar y muy barato. Cuando llegas al cruce encontraras varias camionetas paradas esperando para llevar a los viajeros hacia la falda de la montaña.

El camino es muy bonito, me sentía como en un parque de los Estados Unidos; el paisaje, la carretera en excelente estado y los arboles y pinos que dan un ambiente perfecto. Yo pedi hacerme en el Platón de la camioneta para poder sentir ese aire tan puro que corría por ahi.

Mi reto era subir mas de 5.000 metros sobre el nivel del mar. Llegue hasta los 5,300.

Era la primera vez que estaba tan alto, ante tanta nieve y con un paisaje tan blanco y resplandeciente. Una experiencia que definitivamente lleno mi alma demasiado. El esfuerzo de cada paso se refleja en la satisfacción del vasto paisaje.

Muchos tienen problemas con la altura y resultan llegando hasta ciertos puntos, esto depende de la condición física que puedas tener y tal vez el entrenamiento. Pero les aseguro que al final cada respiro allá arriba vale la pena. Me detuve por muchos momentos a respirar conscientemente, a acariciar cada pedacito de aire que entraba hacia mis pulmones y a fotografiar con mi mente cada destello de luz que veía.

Me sentia como un niño jugando con la nieve, tirándome de arriba a abajo. Frene mil veces para agradecer a la vida por darnos tanto.

Lastimosamente varias partes alrededor del parque están sufriendo una deforestación fuerte y su terreno es buscado por los industriales en busca de distintos materiales. En cierto punto me detuve a revisar que había detrás de las cortinas de arboles perfectamente colocados y me encontré con esto:

El recorrido

Galería

No olvides

  • NO SE LO PIERDAN.
  • No suban muy alto solos y sin equipo. Puede ser peligroso. Sigan las indicaciones de los locales.
  • Utilicen gafas y protector solar. El reflejo del sol sobre la nieve quema impresionantemente.

Etiquetas

Ecuador

Más aventuras